FAQ´S

La  Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar es la red que nuclea a organizaciones no gubernamentales y entidades estatales latinoamericanas involucradas en y comprometidas con el cumplimiento del derecho de los niños, niñas y adolescentes a la convivencia familiar y comunitaria. RELAF trabaja para garantizar que todos los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe, expuestos a la vulneración de su derecho de convivencia familiar, crezcan en una familia que les provea el amor y la contención que necesitan en un ambiente libre de violencia.

RELAF fue fundada en el 2003, y al principio funcionaba principalmente como una plataforma de intercambio de conocimientos e informaciones sobre cuidado alternativo y su prevención a través de boletines y congresos. Con el establecimiento de su oficina en Buenos Aires y la asunción de Matilde Luna como directora en 2008, fue creciendo hasta convertirse en la organización no gubernamental líder en la temática.

El objetivo de RELAF es fortalecer la red de los actores clave de los sistemas de protección integral de los derechos de los niños y adolescentes, para:

● Contribuir en los procesos de desinternación de niñas, niños y adolescentes

●Prevenir la necesidad de separación de las familias de origen y las comunidades

●Incentivar en América Latina y el Caribe formas de cuidados alternativos basados en familias

●Llevar a la práctica en la sociedad el cumplimiento del derecho a la convivencia familiar y comunitaria.

RELAF:

● Responde a pedidos de cooperación técnica y supervisión de proyectos, etc. Esto implica acciones de asesoramiento en pos de la adecuación de cuidados alternativos a través de construcción de leyes y herramientas de política, y la realización de pruebas piloto de des-institucionalización de los sistemas de cuidado y de programas de acogimiento, entre otros.

● Realiza capacitación y formación especializada a los actores del sistema de protección integral de derechos de los niños.

● Realiza tareas de incidencia en las políticas nacionales respecto del cumplimiento del derecho a la convivencia familiar de niñas, niños y adolescentes. RELAF actúa a favor de la revisión de las prácticas y a favor de la adecuación de los marcos políticos y normativos públicos para establecer enfoques de derechos humanos en prácticas concretas.

● Desarrolla investigaciones que son utilizadas para la elaboración de leyes y la modificación de prácticas y políticas públicas en materia de infancia y derechos del niño en diferentes países.

● Realiza talleres con niñas, niños y adolescentes. 

● Fortalece a la Red como centro regional de referencia en la materia, sosteniendo su sitio Web, su boletín informativo, movilizando y facilitando la participación de los actores regionales, atentos y comprometidos con el establecimiento de respuestas latinoamericanas a problemas propios.

● Junto con Hope and Homes for Children, fundó el Centro de Excelencia para la Niñez (CEN). El CEN es un espacio de formación, apoyo y fortalecimiento de los recursos humanos necesarios para implementar los procesos de desinstitucionalización en la región ALC, alineado con las Directrices sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de los niños de Naciones Unidas así como con la Convención sobre los Derechos del Niño. Para más 

● Monitorea y hace visibles los hechos que conllevan a la vulneración de los derechos de niños, niñas y adolescentes que se encuentran sin el cuidado de sus familias y/o viviendo en instituciones.

RELAF trabaja directamente con los actores clave de los sistemas de protección de derechos de la niñez y adolescencia, gobierno, sociedad civil e iniciativa privada, para garantizar el derecho de vivir en familia y prevenir la separación familiar. Su metodología está guiada por la aplicación de los tres modelos que ha creado: el modelo de acogimiento familiar, el modelo para la desinstitucionalización, y el modelo para la prevención del abandono temprano.

RELAF trabaja para producir cambios en las políticas públicas, programas y servicios de protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, lo cual tiene efectos positivos para su bienestar a largo plazo (en contraposición con organizaciones que sean caritativas y busquen cubrir las necesidades inmediatas de los niños a corto plazo). Además, aborda el cese del sufrimiento de los niños que están privados de familia, los que están invisibles en lugares inseguros, y cambiar esta injusta realidad esta debe ser una prioridad.

●    Contribuimos a la creación de redes nacionales por el derecho a vivir en familia en argentina, Guatemala, México, Paraguay y Uruguay.

●    Organizamos varias conferencias internacionales (en Argentina, Brasil, Mexico y Panamá), con la participación de más de 2.000 personas clave de todos los países de la región y especialistas de otras regiones del mundo con quienes RELAF trabaja.

●    Conseguimos el apoyo de varios gobiernos latinoamericanos para nuestras iniciativas y llamados (por ejemplo, de los presidentes de Costa Rica, Honduras y Paraguay para el "Llamado a la acción para la desinternación de niños menores de tres años".)

Así utilizamos nuestro presupuesto en el años 2013:

27% Realización de la publicación *Las voces de las niñas y niños y el *Estudio sobre la discriminación de la niñez institucionalizada

16% Cooperación técnica con gobiernos y ongs

8% Gastos administrativos

5% Materiales para el seminario RELAF 2013

30% Iniciativa Regional para la erradicación de la internación de bebés; realización de materiales técnicos y de difusión, participación en reuniones internacionales.

14% Realización de estudios y publicaciones. 

Si, RELAF puede organizar visitas a centros donde se brinden servicios a las familias y los NNA con el objetivo de prevenir su separación, familias de acogimiento, y otras formas de cuidado para los NNA. En particular, en colaboración con las empresas, sus empleados y los centros de atención socios de RELAF, realizamos actividades de convivencia con niñas, niños y adolescentes para contribuir con la restitución de su derecho a una familia. Los NNA son apoyados para fortalecerse y prepararse para retornar a sus comunidades.

Debido a su trabajo altamente profesionalizado, RELAF necesita de los conocimientos y habilidades técnicas y profesionales de los empleados de las empresas. Para utilizar de forma más eficiente la ayuda que los empleados están dispuestos a dar, promovemos la colaboración en proyectos especiales en los que puedan hacer uso de sus cualificaciones especializadas, tales como idiomas, conocimientos de herramientas digitales y tecnológicas, de mercadotecnia, etc. Además, los empleados podrían ser preparados por especialistas de RELAF para asumir actividades directas con los NNA, apoyar su fortalecimiento y preparación para ser integrados en sus comunidades.

Cuando una familia (en cualquiera de sus configuraciones) no puede hacerse cargo del cuidado de sus NNA por cualquier motivo  o circunstancia, otras personas y/o entidades pueden responsabilizarse por su cuidado de manera informal (por ejemplo, miembros de la familia ampliada y la parentela, tales como abuelas y vecinos) o formal (el Estado puede internar al NNA en una institución de cuidado estatal o privada). Las medidas de cuidado alternativo idealmente duran hasta que el NNA pueda volver a su familia de origen (luego de resueltos los problemas que originaron la separación), hasta que pueda ser cuidado permanentemente por un miembros de la familia ampliada o la parentela,  hasta que pueda ser adoptado por otra familia, o hasta que llegue a la edad de independencia legal de sus cuidadores legales (que en general es alrededor de los 18 años).

La desinstitucionalización se refiere al cambio en las políticas públicas de cuidado y protección de los derechos de la niñez que permitan que todos los NNA puedan crecer en una familia (en cualquiera de sus configuraciones, y no necesariamente en su familia biológica), e integrados en una comunidad. La desinstitucionalización implica cerrar las instituciones de cuidado alternativo, lo cual es el resultado de un proceso de transformación de las políticas, programas y prestaciones sociales en dos áreas de los derechos de la niñez:

1) Las que brindan a las familias para que se puedan hacer cargo del cuidado de sus NNA para evitar que sean separados;

2) Las que sirven para mejorar las condiciones de vida de los NNA que se encuentren en medidas de cuidado alternativo (instituciones, cuidado en su familia extensa o parentela, acogimiento familiar) en aquellos casos en los que la separación de los NNA de sus familias es realmente necesaria y en línea con el interés superior del NNA en particular. 

Es una medida de protección a la infancia mediante la cual se ofrece un entorno familiar adecuado a los NNA que, por diversas circunstancias, no pueden vivir con su familia o cuidador/es principal/es. Este acogimiento puede ser temporal, mientras se produce la reinserción en la familia de origen o cuidador/es principal/es, o bien permanente, cuando la edad u otras circunstancias del menor y su familia así lo requieran.

Se diferencia de la adopción en el sentido de que no se genera un vínculo legal entre el NNA y su familia de acogimiento. 

Las familias de acogimiento acuden a charlas informativas y pasan por evaluaciones antes de ser seleccionadas por los equipos técnicos de los programas de acogimiento. Las familias deben tener conciencia sobre ciertas características de las medidas de acogimiento, tales como la temporalidad de la estancia del NNA, la posibilidad de que siga manteniendo relación con su familia biológica, y el respeto que debe existir hacia los antecedentes personales del NNA. Luego, realizan una capacitación especializada, ya que su nuevo rol requiere de ciertas predisposiciones, habilidades y conocimientos. 

Todos los niños y niñas tienen derecho a vivir en familia y comunidad, en todas las edades, desde el nacimiento hasta cumplir la mayoría de edad. Este derecho debe ser garantizado sin discriminación por razones de edad, con sensibilidad y conocimiento de las necesidades según la edad y el desarrollo de cada NNA.

En la gran parte de los casos, los NNA que crecen en instituciones no reciben las herramientas o educación necesarias para desarrollar una vida independiente exitosa luego de su salida de la medida de cuidado alternativa (que normalmente es en una institución de cuidado). Para prevenir esto, el Estado, las organizaciones no gubernamentales y otros responsables por el cumplimiento de los derechos de los niños (tales como las empresas) deben desarrollar servicios, programas y políticas públicas que preparen a los adolescentes que se encuentran viviendo en instituciones (u otras formas de cuidado alternativo) para la vida independiente. Esta preparación puede incluir becas para acceder a la educación superior, pasantías de trabajo, subsidios para la vivienda, talleres de habilidades para la vida independiente, asesoramiento para conseguir empleo, y otros. 

La medida de acogimiento familiar tiene como objetivo lograr que una familia brinde cuidado y protección a un NNA que no puede ser cuidado por su familia y/o cuidadores primarios temporariamente. Como los casos de cada NNA requieren respuestas individualizadas, el destino de cada NNA luego de la medida de acogimiento familia también varía. La medida de acogimiento idealmente dura hasta que el NNA pueda volver a su familia de origen (luego de trabajados los problemas que originaron la separación), hasta que pueda ser cuidado permanentemente por un miembros de la familia ampliada o la parentela, hasta que pueda ser adoptado por otra familia, o hasta que llegue a la edad de independencia legal de sus cuidadores legales (que en general es alrededor de los 18 años).

No tenemos que olvidar que la principal respuesta para aquellos NNA que no pueden ser cuidados por sus familias biológicas y/o cuidadores principales es la institucionalización, y que, en este contexto, el acogimiento familiar es una alternativa superadora. Todas las legislaciones internacionales en materia de niñez, investigaciones científicas y evidencia anecdótica de los países desarrollados apunta al hecho de que el cuidado en una familia siempre es más beneficioso para los NNA que el cuidado en una institución. Esto se debe a que el cuidado en familia está mejor diseñado para proveer a atención individualizada que los NNA necesitan para su desarrollo emocional y cognitivo. Además, en muchos contextos hay una correlación entre el cuidado en instituciones y la violación de los derechos humanos de los NNA. Por ejemplo, los NNA institucionalizados están seis veces más expuestos a violencia y abuso que los NNA que viven en familias, y por cada cuatro meses que un niño o niña menor de tres años vive en una institución, pierde cuatro meses de desarrollo. Por lo tanto, aunque el acogimiento familiar sea una medida temporaria, si se realiza de una manera profesional, cuidadosa y respetuosa de los derechos de los niños, siempre va a ser más beneficiosa para los NNA que el cuidado en una institución.

Las acciones de RELAF tienen como objetivo beneficiar a todos los NNA que perdieron el cuidado de sus familias (y en una medida de cuidado alternativo) o se encuentran en riesgo de perderlos (debido a la falta o deficiencia de las políticas públicas, programas y servicios para prevenirlo). De cualquier manera, dado que la principal respuesta para aquellos NNA que se encuentran separados de sus familias es el ingreso en una institución de cuidado, RELAF trabaja mayoritariamente para solucionar problemáticas que afectan a NNA que viven en instituciones, seguido por  NNA que viven en familias de acogimiento.

En los países latinoamericanos, la adopción legal se realiza a través del gobierno, no a través de organizaciones no gubernamentales (como la RELAF). Por lo tanto, nosotros no podemos ayudarlos directamente a adoptar, pero podemos proporcionar el contacto de la entidad gubernamental que gestiona las adopciones en su país.

Sí, nosotros podemos contactarlos con las organizaciones de nuestra red que estén buscando familias de acogimiento en su comunidad, siempre que estas existan.

RELAF no opera directamente en la comunidad, pero incide en la manera en la que los operadores sociales llevan a cabo su trabajo en la comunidad. Esto se realiza a través de capacitaciones y talleres para los profesionales de las entidades gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil que trabajan directamente con los NNA en las instituciones de cuidado alternativo y en las comunidades en las que viven. Además, desde el 2010, RELAF ha realizado talleres con más de 500 niñas, niños y adolescentes entre 5 y 18 años de distintos estratos sociales y en diferentes situaciones de cuidado (en convivencia familiar con sus padres o familiares, en acogimiento familiar o en cuidado residencial) en Argentina, Brasil, Chile, Guyana, Haití, Panamá, México y Uruguay. A través de actividades recreativas las niñas, niños y adolescentes conocieron y reflexionaron sobre sus derechos, logrando posicionarse ante las diversas situaciones que atraviesan ellos y sus familias.

RELAF realiza capacitaciones y talleres para los trabajadores del DIF, con el objetivo de que la forma en la que trabajan con los niños y gestionan sus casos estén en línea con los estándares internacionales de derechos de los niños sin el cuidado de sus familias. Estas capacitaciones ayudan a que los operadores sean más conscientes de cómo asegurar que los niños bajo su responsabilidad vuelvan a vivir en familia. Por ejemplo, en su proyecto de cooperación con UNICEF México (desde el 2016 al 2018), capacitó a operadores de los Estados de Campeche, Chihuahua, Mexico City, Morelos y Tabasco.

RELAF actúa a favor de la revisión de las prácticas y a favor de la adecuación de los marcos políticos y normativos públicos para establecer enfoques de derechos humanos en prácticas concretas. Esto quiere decir que el objetivo de RELAF cuando proporciona cooperación técnica con los Estados latinoamericanos es que éstos establezcan “políticas de Estado”, o sea, mecanismos que no puedan ser derribados o eliminados cuando existe un cambio de gobierno. Esto se logra, por ejemplo, a través de mejoras a nivel de las leyes en temáticas de niñez (que deben ser respetadas por todos los gobiernos más allá de su signo político), y de las prácticas institucionalizadas de los operadores del sistema de protección (por ejemplo, capacitándonos para que luego ellos capaciten a otros operadores, para que este conocimiento no se pierda si hay un cambio de gobierno).

Sí, RELAF trabaja con todos los actores de las políticas, programas y servicios del ámbito de los cuidados alternativos. Por ello, coopera con organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, así como con fundaciones que gestionan instituciones de cuidado privadas.

contacto@relaf.org

Con tu ayuda podremos seguir trabajando para que todos los niños vivan en una familia como la tuya.

DONA HOY